Guía local: 30 playas en Santa Catarina para un viaje inolvidable

Por room5,

Con 580 kilómetros de playas y naturaleza, la costa de Santa Catarina tiene paraísos increíbles y hasta poco conocidos.

En Room5, la revista de viajes de trivago, confiamos en los guías locales. Por eso, para responder a las consultas de nuestros lectores, le pedimos a Julia Jasper, de la página web Conhecendo o Mundo, que nos recomiende más de 30 playas y senderos para un viaje inolvidable a Santa Catarina. Todos quedan a menos de una hora de Florianópolis.

JULIA JASPER nació en Tijucas, vive en Itapema y siente un deseo incontrolable de estar donde no está. Tiene alma de nómade. Todavía no conoce todos los países del mundo, aunque eso seguramente sea un objetivo pendiente en su lista de cosas para hacer antes de morir. Ella cuenta sus experiencias en la página web Conhecendo o Mundo.


¡Hola, soy Julia! Hoy, te voy a contar un poco sobre algunas de las playas que más me gustan en Santa Catarina, todas a menos de una hora y media de Florianópolis.

1. Itapema

Playas vírgenes y llenas de colores

Para empezar, mi bella Itapema, donde vivo desde hace ocho años. Está en la costa centro-norte de la provincia, cerca de Floripa, a una hora en auto.

Durante el invierno es una ciudad tranquila, y en verano, recibe hasta un millón de turistas de todo el mundo.

Frente a la playa, hay muchos bares y restaurantes súper interesantes. Estos son mis preferidos:

  • Restaurante Martinhos: siempre pido el “Camarão a Martinhos”, langostinos empanados con queso parmesano. ¡Riquísimos!
  • Sandu-che!: cuando pienso en el pan de cacao con costillas y salsa de perejil y ajo, se me hace agua la boca.
  • Gustare Forneria: para mí, la pizza de jamón crudo con grana padano. ¡Bien italiana, con masa finita y crujiente!

Praia Grossa

Si te gusta disfrutar de la naturaleza prácticamente virgen, tenés que venir a Praia Grossa. Acá, vas a estar en soledad con la arena gruesa, el agua cristalina y algunos pájaros que vuelan o están entre las piedras y la vegetación.

Traé algo para comer y tomar mientras recorrés el sendero tranquilo para llegar. La caminata dura unos 20 minutos como máximo. Cuando te vayas, llevate toda la basura para ayudar a mantener la naturaleza en perfectas condiciones.

Mirante do Encanto

El mirador Mirante do Encanto es una atracción en sí mismo. Arriba de todo, en el Morro do Cabeço, podés contemplar una vista panorámica de toda la región de Ipanema. Está a 156 metros sobre el nivel del mar, y el paisaje es increíble. Además, desde ahí arriba el atardecer es un espectáculo.

Canto da Praia

Desde la costa rocosa de Canto da Praia, vas a poder observar la cultura local intacta y los pintorescos barquitos de los pescadores. Cuando brilla el sol, el agua, que es muy tranquila, se ve de color turquesa y verde.

Otras recomendaciones de playas en Itapema

  • Para caminar: Meia Praia es la playa principal de Itapema, con 5 kilómetros de extensión y una peatonal ideal para caminar o andar en bicicleta.
  • Para sacar fotos románticas: en Praia do Centro, vas a encontrar el hermoso Puente de los Suspiros, todo hecho de piedra. Vale la pena conocerlo y sacar algunas fotos.
Ver precios en la región

 

2. Bombinhas

La capital del buceo ecológico

Las bellezas naturales son el principal atractivo de Bombinhas, y es prácticamente imposible describirlas. Son tantas y tan maravillosas que hay que ir varias veces para descubrir y explorar todo lo que esta ciudad tiene para ofrecer.

El atardecer en la Bahía de Zimbros, la Praia de Morrinhos o la Praia Centro Grande Mar de Dentro es increíble.

Sendero del Morro do Macaco

Para los fanáticos de las caminatas, vale la pena visitar el Sendero del Morro do Macaco y contemplar los paisajes inolvidables que se ven desde arriba. La dificultad de la caminata es entre moderada y leve; sin embargo, tiene escalones que facilitan la subida. Se puede llegar en 30 minutos; acordate de llevar una botellita de agua y de no dejar basura por el camino.

Hay más de 30 playas en Bombinhas, unas más concurridas y otras desiertas, a las que solo se puede llegar en barco o a pie.

Praia da Tainha

Una de mis preferidas es Praia da Tainha, un lugar apartado de 200 metros de extensión en plena mata atlántica, con muchas rocas en los extremos de la costa. Si caminás hacia la derecha y pasás entre las piedras, vas a llegar a un paraíso único que pocas personas visitan. Hay que subir y bajar por las piedras, meterse en el agua… y vale la pena porque es espectacular.

Canto Grande Mar de Dentro y Mar de Fora

Canto Grande Mar de Dentro es la playa a la que mi mamá me llevaba cuando era chiquita; tengo muy buenos recuerdos. El mar es muy tranquilo, uno de los más tranquilos que conozco, y está lleno de caracoles y barcos muy atractivos. ¡Sin dudas, hay que visitarla!

En esta playa, entre una casa y unas piedras, está la subida para el Morro do Macaco, en el extremo izquierdo.

Canto Grande Mar de Fora es más concurrida. La costa tiene casi 4 kilómetros de extensión, y el agua es más fría y se renueva constantemente por las corrientes marítimas.

Praia da Conceição

Praia da Conceição también es encantadora. Cuenta la leyenda que su arena de monacita tiene propiedades terapéuticas, aunque no está comprobado. En el acantilado del lado derecho, hay piletas naturales hermosas, y la costa tiene menos de 500 metros de extensión.

Otras recomendaciones de playas en Bombinhas

  • Para ver peces: si querés ver el agua más trasparente de Bombinhas, tenés que ir a las playas de Sepultura y Lagoinha. Son las elegidas por las escuelas de buceo. Hay grandes piletas naturales entre las piedras enormes y aún sin meterse al agua se pueden ver muchos peces cautivantes.
  • Para hacer surf: Praia de Quatro Ilhas es la más famosa para practicar surf en la ciudad, aunque muchos fanáticos de este deporte también frecuentan Praia de Mariscal. Mariscal es una playa amplia, de arena bien blanca, proveniente de cristales de cuarzo, y agua cristalina.

Bombinhas, una preciosa península sobre el océano Atlántico, realmente tiene muchas atracciones dignas de conocer. Planificá tu viaje y animate a disfrutar de todas las maravillas de este destino.

Ver precios en la región

 

3. Itajaí

Para hacer surf o nadar en el mar

Esta es la ciudad más al norte incluida en este artículo. Itajaí está en la desembocadura del río Itajaí-açu, y tiene playas muy bien cuidadas. Son seis en total, y cada una tiene algo que la hace especial. Algunas son ideales para meterse al mar, y otras para surfear y hacer otras actividades.

Praia do Atalaia o Praia do Molhe

Se dice que esta playa, que está en mar abierto, tiene las olas más regulares de todo el territorio de Brasil. Lo más increíble que se puede ver en esta playa es el atardecer. Fui muchas veces solo para hacer eso.

Praia do Geremias

Una playa con agua cristalina y tranquila. Creo que es la mejor de todas para meterse al agua. La costa es algo estrecha, y en verano se llena de gente. Queda cerca de la famosa piedra Bico do Papagaio de Itajaí. La playa también está llena de caracoles y es muy pintoresca.

Praia Brava

Es la playa más conocida de la ciudad. Hay campeonatos de surf, algunos beach clubs y uno de los mejores boliches de música electrónica del mundo, Warung Beach Club. Lo mejor de todo es que la playa está muy bien cuidada, y tiene mata atlántica y algunos bancos de arena.

Otras recomendaciones de playas en Itajaí

  • Para caminar con seguridad: Praia das Cabeçudas es la que tiene la mejor infraestructura de la ciudad; es la más urbanizada y tiene una peatonal en la rambla. Hay que tener en cuenta que es muy ventosa.
  • Para disfrutar de una vista panorámica: vale la pena visitar el Morro do Careca, en el límite entre las ciudades de Itajaí y Camboriú, en la Praia dos Amores (que también es muy linda). Está en el extremo derecho y tiene 160 metros de altura. Hay una rampa para saltar en parapente y la vista es inolvidable. En la rambla, hay bares ubicados en pequeñas carpas diseñadas especialmente para preservar la naturaleza.
  • Para los exploradores: En Itajaí también hay un lugar al que solo se puede acceder por mar, a pie o, cuando la marea está muy baja, por la Praia Brava: el Canto do Morcego. Es un refugio para surfers y una playa súper desierta.

Con tantas playas distintas, siempre está bueno conocer las opciones de restaurantes para reponer energías. Estos son mis preferidos en Itajaí.

  • Mercado Público de Itajaí: parada obligatoria para el almuerzo. Podés elegir pescados, langostinos o lo que quieras, y llevarlo a uno de los bares del mercado. Ahí lo limpian y lo preparan en el momento para vos; es muy fresco y sabroso.
  • Zephyr: está en el muelle de Itajaí. El ambiente es muy agradable, ideal para disfrutar del atardecer, y la comida es riquísima.
  • Baobá: otra buena opción en Praia Brava. Comí un rissoto de limón siciliano maravilloso. El lugar es muy bonito y es ideal para almorzar.
Ver precios en la región

 

4. Camboriú

La capital catarinense del turismo

Playas lindas, muchas atracciones y las fiestas más famosas de Brasil; todo eso vas a encontrar en Camboriú. Además, podés hacer compras, disfrutar de la gastronomía, relajarte o aprovechar la vida nocturna.

La rambla es peatonal y tiene casi 7 kilómetros de extensión, por eso es ideal para caminar, correr o sentarse a ver la gente pasar. Por la tarde, casi no hay sol en la arena porque los edificios son muy altos.

El mejor lugar para ver el amanecer es Praia Central. El sol va apareciendo atrás de la Isla de las Cabras y es todo un espectáculo.

Para mí, las playas que están a lo largo de la ruta entre Camboriú e Itapema son las más hermosas. Todas son increíbles; los días suelen ser lindos y los atardeceres, inolvidables.

El camino también es agradable y tiene muchos miradores. Es una ruta bien cuidada y toda asfaltada, con muchas curvas, subidas y bajadas.

Foto: Sectur.

Praia de Laranjeiras

Praia de Laranjeiras es la más recomendable para meterse al mar porque es la más segura, y la que tiene más infraestructura, con muchos bares y restaurantes. También es una de las paradas del tranvía. Es muy concurrida en verano. Hay una peatonal con restaurantes y muchos locales.

Foto: Sectur.

Praia do Estaleirinho

En Estaleirinho hay beach clubs, posadas y restaurantes. Es una playa tranquila, y los atardeceres de verano son intensos. La arena es gruesa y el agua es cristalina, con olas muy fuertes y altas. Hay casamientos y fiestas muy elegantes en los day clubs. Esta región es cada vez más exclusiva.

Otras recomendaciones de playas en Camboriú

Foto: Sectur.
  • Para nudistas: Praia do Pinho fue la primera playa nudista de Brasil. Hay una estructura de bares, posadas y camping, todo rodeado por la mata atlántica.
  • Para caminar en la arena: Praia de Taquarinhas está al lado de Praia de Taquaras. La costa está desierta y no tiene ninguna construcción. Por eso, podés aprovechar la arena gruesa, con más de un kilómetro de extensión, para caminar descalzo. Desafortunadamente, aunque el agua es cristalina, no es recomendable meterse al mar, porque es una zona muy peligrosa y llena de piedras.

Sin duda, vale la pena visitar Camboriú y disfrutar de todo lo que tiene para ofrecer.

 

5.Porto Belo

Playas hermosas, barquitos y caracoles

Porto Belo es la capital catarinense de los transatlánticos y recibe varios cruceros en la temporada. La población de casi 20.000 personas aumenta a más de 100.000, y la ciudad, con tantas atracciones, queda chica.

Es un destino elegido por muchos turistas por sus acantilados, senderos y lugares increíbles para explorar. Rutas asfaltadas, calles de tierra, cerros con piedras; donde sea que estés vas a encontrar un lugar paradisíaco.

En el centro, las casitas coloridas en las calles de ladrillos son todo un encanto. La ciudad también cuenta con muchas posadas, hoteles, restaurantes y bares.

Enseada do Caixa d’Aço

Uno de los lugares más conocidos y más elegidos de Brasil es Enseada do Caixa d’aço. En verano, está repleto de lanchas, yates, motos de agua y bares flotantes. Muchos videos de artistas famosos se filmaron acá.

En invierno, el lugar queda completamente desierto. Solo los barquitos de los pescadores le dan color al agua verde esmeralda.

Para llegar a los bares flotantes en Caixa d’aço, podés ir hasta la Praia do Araçá y contratar un pescador para que te lleve.

Ilha de Porto Belo

Ilha de Porto Belo es increíble, y sin duda vale la pena visitarla. Además, podés llegar en un barco pirata y disfrutar de un paseo divertido y diferente.

Otras recomendaciones de playas en Porto Belo

 

  • Para practicar stand-up paddle: la playa más amplia es Praia do Perequê, con 2,5 kilómetros. El mar es tranquilo, y cuando la marea está alta la arena casi desaparece. Es muy común ver a la gente practicar stand-up paddle en esta playa.
  • Para ver caracoles: en la Praia Central de Porto Belo, está el nuevo muelle de la ciudad, que es la puerta de entrada de los turistas que vienen en barco. La arena es muy blanca y está llena de caracoles. En la costa, hay muchos barcos de pescadores. Vale la pena ir, aunque sea solo para sacar unas fotos.

¡Porto Belo te va a sorprender! La ciudad es increíble.

Ver precios en la región

 

6. Guarda do Embaú

La reserva mundial del surf

Guarda, como le dicen cariñosamente quienes la conocen, está a 50 kilómetros al sur de Florianópolis. Para llegar hasta la playa, hay que cruzar el río da Madre. Se puede cruzar caminando, ya que el agua normalmente llega hasta la cintura, o en un barco, que sale R$ 3,00 por persona.

Es un refugio para los surfers y cuenta con senderos, flora autóctona y muy pocos habitantes. En verano, el escenario es muy distinto. La playa se llena, y hay turistas por todos lados. Aun así, sigue siendo igual de paradisíaca.

En el pueblo, hay muchos restaurantes, bares y posadas. La mayoría tiene un estilo más alternativo y relajado.

El lema de Guarda es la preservación. El diario inglés The Guardian la nombró una de las 10 playas más lindas de Brasil. Además, fue elegida como la primera reserva mundial de surf del país. Suena bien, ¿no?

Si caminás aproximadamente 35 minutos, llegás hasta la Pedra do Urubu, que tiene una vista privilegiada de varias playas de la región.

Otras recomendaciones de playas en Guarda do Embaú

Foto: Luis Reis.
  • Para aprovechar las mañanas: Praia do Sonho es linda y tiene pocas construcciones. Es mejor ir por la mañana, porque hay menos viento. Por la tarde el viento es muy fuerte. La playa tiene dos “frentes”: al norte (más tranquilo) y al este (más agitado), con mar abierto.
  • Para relajarte: Praia da Pinheira recibe muchos turistas y está dividida en dos: Praia de Baixo y Praia de Cima. Tiene más de 6 kilómetros de extensión y arena firme. Los barquitos de los pescadores, que están en la costa y en el agua, le dan un toque de encanto a la playa. El agua azulada es muy tranquila.
Ver precios en la región

 

7. Imbituba

Una de las 30 playas más lindas del mundo

Praia do Rosa

¿Viste esos lugares tranquilos, con una energía diferente, personas relajadas y un estilo de vida más natural y zen? Eso es lo que siento cuando hablo de Rosa (el apodo de este hermoso lugar).

Hay mucho para hacer acá, como paracaidismo, caminatas y surf. En invierno, también se pueden observar las ballenas francas, que vienen para reproducirse y amamantar. ¡Espero poder verlas el año que viene!

Aunque es muy conocida y concurrida en verano, la playa está bien cuidada y todos se preocupan mucho por preservar la zona. Hay muchos caminos y senderos para llegar hasta la playa. Mirá qué lindo este sendero de Village Praia do Rosa, que se usa hace más de 40 años para llegar hasta la arena.

La gente tiene mucho cariño por este lugar; eso es lo que más me gusta de Rosa. Hay una gran variedad de posadas, bares y restaurantes.

  • Lola Restobar: acá sirven una de las mejores pizzas que probé. ¡Acordate de hacer la reserva con anticipación!

Rosa está 90 kilómetros al sur de Florianópolis, y hay acantilados de los dos lados (Rosa Norte y Rosa Sur) y también una laguna en el medio del camino, que llega hasta el mar. La parte sur tiene más bares y más infraestructura. Además, las olas son altas, el mar es frío, el agua es trasparente y, entre las piedras, en los acantilados, hay pequeñas piletas naturales.

Aprovechá las piletas o el mar de Rosa para relajarte.

Cuando el sol se pone, todo se tiñe de tonos rosas y azules. Y, cuando amanece, el sol es de un color naranja fuerte. Tanto el atardecer como el amanecer son inolvidables.

Otras recomendaciones de playas en Imbituba

  • Para practicar deportes acuáticos: Praia de Ibiraquera es considerada la mejor playa para hacer windsurf y kitesurf de todo Brasil. Tiene todo: dunas, laguna, mar y mucha arena.
  • Para atracciones alternativas: otras atracciones son el turismo religioso, los sitios arqueológicos y los barcos naufragados en Praia do Porto.
  • Para ver la naturaleza: Praia do Luz es una reserva de mata atlántica todavía virgen y prácticamente inhabitada. Se puede llegar a pie por un sendero.
Ver precios en la región

Esto sería todo, ¿te gustaron los destinos? ¿Ya conocés esos lugares? Compartí tu experiencia con nosotros. Para conocer mejor la página web de Julia, visitá Conhecendo o Mundo.