Buenos Aires bajo la lupa: tips de una experta local

Por room5,

En esta oportunidad, te queremos mostrar una cara un poco menos conocida de Buenos Aires. Con la bárbara pluma de nuestra primera colaboradora, te llevaremos a los boulevares de la ciudad para que disfrutés más allá de los tangos y las preciosas pinturas en Caminito.

Dolores es periodista, (Universidad del Salvador y TEA) Cubre turismo en Radio Nacional Argentina y ha escrito free lance sobre viajes para medios gráficos nacionales. En 2008 viajó durante 7 meses con cuatro amigas por tres continentes. Es autora de bolsodemano.net, donde escribe de sus viajes, e inspira a partir de los consejos de otras mujeres que aman recorrer Argentina y el mundo.

Al boulevar en Buenos Aires muchas veces lo encontrás de casualidad. Tienen magia porque son poco frecuentes en la ciudad y le ofrecen al caminante un pequeño oasis de la voragine cotidiana. Son rincones poco develados al turista común, se necesita un poco más de curiosidad e investigación para reparar en ellos.

Los que destaco a continuación, son los que cada vez que estoy  cerca me dan ganas de sentarme allí, ver a los porteños pasar y quizás (si hay algo de tiempo) tomarme un cortado en algún barcito de café.


Boulevar Caseros

Un camino a la historia

Fotos de Dolores Yomha

Boulevar Caseros se inauguró en 2007 y el pasaje se extiende entre las calles Defensa y Montes de Oca, entre los barrios de San Telmo y Barracas. De ambos lados del boulevar lucen las fachadas de coquetos edificios de época. El edificio el Schlinder sobresale, que es de 1910 y fue pensado como vivienda de los directivos ingleses de los ferrocarriles del sur.

Aunque el encanto de este rincón de Buenos Aires tiene que ver con sus barcitos, restaurantes “locales y new yorkinos”, o algún comercio de barrio que devela épocas pasadas. Es el caso de la eterna bicicletería Mila, que cumplió 60 años en la zona. O La parrilla La Popular (Avenida Caseros 500) la cual pone un acento bien porteño a la cosa, con los jugosos cortes de carne sobre los platos, banderines futboleros y las infaltables mesas de amigos comiendo juntos.

Acá el vegetariano no se quedará sin su lugar, también está el restaurant Hierbabuena (Avenida Caseros 454) con propuestas gastronómicas de lo más ricas y sanas.Y para coronarlo como el boulevar porteño “para no perderse”, los tilos que visten de  verde el paseo junto a los aledaños Parque Lezama y el Museo Histórico Nacional.


Nuestra sugerencia de hotel

Hotel Tiana: en el corazón de San Telmo

 

Si querés disfrutar de la parte milonguera y bohemia de Buenos Aires, este hotel boutique es perfecto para vos. Un desayuno continental completo te dejará listo para empezar el día y visitar todos los rincones artísticos que te ofrece Buenos Aires.

Click acá para precios

 


Boulevar Cerviño

Para disfrutar del shopping y lo gourmet

Fotos de Dolores Yomha

Boulevar Cerviño son cuatro cuadras pintorescas de la ciudad que van desde Cerviño y Ugarteche hasta Cerviño y República de la India. Un viejo aljibe da la cuota de historia aquí y árboles como palmeras fenix, o jacarandás resaltan dentro del paisaje.

En su recorrido hay de todo, desde una panadería como Mondragrón (Avenida Cerviño 3762) con dueños como la querida “Ame” que atiende el negocio de toda una vida, hasta modernos locales de cerveza al paso como Piba (Avenida Cerviño 3833), o la bella trattoria Olivetti (Avenida Cerviño 3800) y sus pastas frescas y caseras en una terraza repleta de flores.

Locales de ropa de diseñador y hasta algún almacén con mostrador como los de antes son las perlitas que también se rescatan por aquí. El detalle importante es saber que es un boulevar abierto al transeúnte, tiene mesas y bancos donde uno puede sacar su vianda, comprar un sandwich o simplemente parar a tomar algo.


Nuestra sugerencia de hotel

Awwa Suites & Spa: relax total

Si querés pasarte un día de museos o dar un gusto de shopping para en la tarde volver a relajarte a un Spa con una pileta climatizada, sauna y masajes, este es tu hotel ideal. Desayuno incluído, un personal siempre al servicio de sus huéspedes con amabilidad. Encontrá además habitaciones con cocina incluída si queres cocinar vos mismo y tener un momento de privacidad con los que te acompañen.

Click acá para precios

Boulevar Charcas

Para tomarse un café rodeado de verde

Fotos de Dolores Yomha

Una considerable porción de espacio de verde, con flores cuidadas y una amplia propuesta de cafés ofrece esta vía porteña que de día es luminosa como pocas y a su vez fresca debido a la cuidada vegetación que alberga.

Heladerías artesanales, panaderías y cafés predominan en el recorrido comercial del boulevar. Y hay dos elementos bien porteños que se ubican enfrentados sobre las calles Charcas y Bulnes: un típico kiosco de diarios y revistas con toques de “fileteado”, y una florería con sus prolijos ramos de jazmines, rosas, y fresias.

Nace en la intersección de Charcas con Coronel Díaz y continúa hasta  el cruce de la misma con la calle Salguero. A metros del final del boulevar se desemboca en la Plaza Güemes, y es la arquitectura de la Basílica del Espíritu la que acapara toda la atención una vez que se cruza con la vista.


Nuestra sugerencia de hotel

Bulnes Eco Suites: a dos cuadras de Alto Palermo

Desde acá te podés mover a cualquier parte de la ciudad y queda ubicado cerca a la zona de shopping de Alto Palermo. En estos aparts, ideales para viajes en familia, podés tener acceso a todas las comodidades necesarias: cocina equipada, desayuno, restaurante, bar y room service para el que lo solicite. Además, el personal del hotel te ayuda a coordinar tours guiados, entradas a espectáculos y más.

Click acá para precios